Entre hoy y mañana (dependiendo del continente) se registrará un tráfico inusual de vilamatianos en las librerías del mundo hispanoblante y francófono. Recomiendo a todos tomar sus precauciones. No será raro ver por ahí a gente "draculizada" que quiera dar "el salto inglés" y brinque entre los coches ni que ciertos conductores cambien sus volantes para sentir que tienen autos británicos. Si yo no fuera vilamatiana, temería por mi vida el día de mañana. Dejaré esta imagen aquí para invocarla con la fuerza de mi imaginación y que por ahí del mediodía sea libro en mano.

 

24898_356143828340_571723340_3668255_4107178_n