El día de hoy, 11.12.13, he decidido actualizar el look del blog, que hasta hace unas horas desplegaba un bordado de Tenango de Doria (mi artesanía favorita) y una antigua vista de mi escritorio de los días en los que viví en la colonia Nápoles (DF) hace tres años. Ahora, de fondo se encuentra la foto de una pieza que me gustó mucho en una galería del barrio parisino le Marais compuesta de lomos de viniles desgastados y como portadilla, un fragmento de la siguiente foto:

 

atelier karlatone diciembre 2013

Mi escritorio esta tarde, 11. 12.13

 

Fue una cuestión de congruencia: no podía seguir habitando un blog que se veía como un lugar del que ya me había mudado. Elementos más, elementos menos, mi lugar de trabajo se sintetiza en la fotografía de aquí arriba. Esa es mi vista y figuran ahí algunos de los nuevos libros que me han emocionado y de los cuales pienso hablar en las próximas entradas. Por lo mientras algo de la música de este otoño: