Uno escribe; a veces publica lo que escribe, a veces no. Tanto se ha dicho que una vez escrito (léase publicado), aquello ya no le pertenece al autor. Antes me parecía una frase fácil y hecha "ya no le pertenece al autor", entendía su dimensión, pero no dejaba de parecerme sosa. Nunca he pensado en la literatura como una pertenencia. En esta entrevista para Canal L, le preguntan a  EVM por una frase suya y dice de la manea más natural y genuina posible "No recuerdo haberla escrito" y ríe. 

Más que pensar los textos de mi autoría como mis pertenencias, pienso en ellos como mis maneras de entender al mundo, de desgajarlo, fotografiarlo y asumirlo. También de recorrerlo y por eso me resultó especialmente entrañable recibir unas fotografías del escritor Luis Marina, quien se llevó de viaje La música en un tranvía checo y otros ensayos a Praga. Aquí una de ellas:

 

La música en un tranvía checo en Praga Foto de ©Luis Marina, abril 2012

 

Si alguna vez este libro me perteneció STOP esta es una de las más finas pruebas de que ha hecho su propio camino STOP sus propios viajes FULL STOP