18 août 2011

Ya no sé hacer barcos de papel

  En el barrio judío Outremont de Montreal hay un parque y en el centro del parque, una pileta de agua. No es profunda y tampoco echa chorros de agua. Es un estancamiento plano y sin mayor chiste; sin embargo, me gustan mucho dos aspectos: a) Como es muy amplia, permite el ancho espejeo de los árboles. b) Es un lago inmenso para pequeños objetos (piedras y hojas caídas principalmente). Llegué ahí después de comer. Me senté en una banca con la intención de leer al azar algunas respuestas a entrevistas que le hicieron a Julien... [Lire la suite]