Tuve la suerte de acercarme a la filmografía de Agnès Varda a tiempo. De haber conocido su obra más tarde, nunca habría podido conocerla personalmente en su visita a México en 2010. Atesoro con afecto la entrada de cine (para Sin techo ni ley -Sans toit ni loi-) que me firmó en su visita a la Cineteca Nacional. 

agnes-varda,M16180

Hace dos fines, conversando con unas amigas de mi amiga Sylvie Durbec en el Marché de la Poésie , hablábamos de la exposición que está dedicada actualmente a Jacques Demy en la cineteca de París. Todavía no he ido a verla, pero la otra vez me topé con este afiche de street art al pie de la biblioteca nacional François Mitterand:

demy cinemateque

Naturalmente, Varda salió al tema (pues ambos directores estuvieron casados). Pude entonces explayarme y hacer una apología de sus pelis. Una de mis interlocutoras me dijo que también era una gran admiradora de Varda, que de hecho una vez se la cruzó en la rue Daguerre, donde está la ubicada la  vardamaison. Me habló del mítico letrero que cuelga todos los días del año en la acera de enfrente de la vandamaison, donde antaño estaban albergadas las oficinas de Cinéma Tamaris. Dijo que estaba muy cerca del metro Montparnasse y que tanto la vardamaison como la oficinas de Cinéma Tamaris eran facilísimas de reconocer (pues figuran en pelis de Varda, como en Les plages d'Agnès).

 

 

Toda esa información y la facilidad para llegar desde mi domicilio al metro Montparnasse me dieron vueltas ligeras en la cabeza, como plumas sopladas por un ventilador o mejor, como cometas que sobrevuelan cerca-lejos. 

El sábado pasado andaba por el rumbo de Montparnasse y vi la placa de la calle Daguerre, así que hice a un lado mis planes y me di a la tarea de encontrar la vardamaison. Lo primero que reconocí fue este enorme portón, que figura en Les plages d' Agnès, por donde sacan una inacabable manguera: 

varda 2 by k

A esa altura, justo en la acera de enfrente se encontraban las viejas oficinas del Cinéma Tamaris y el mítico letrero del que la amiga de Sylvie me había hablado:

varda 3 by k

Se lee:

CERRADO

Pero no dude en atravesar la calle y entrar al número 88 de la calle Daguerre, justo en frente, y tocar en el Ciné-Tamaris. 

¡Lo esperamos!

Gracias.

 

En el número 88 se ubica nada más y nada menos que la casa de Agnès Varda, que también hemos visto antes filmada por Varda. Es una casa color berenjena violácea de dos plantas, amplia, con las contraventanas violeta intenso, un lugar en el que uno puede perfectamente imaginar a Varda vivir:

varda by k

 

Mi primer impulso, el más natural y el más irreflexivo fue precipitarme a su timbre. Hay que recordar que era sábado, el sábado 15 de junio, cerca de las 18h00. Le pregunté a R. si le parecía buena idea que tocara a la puerta, no tanto para saber lo que pensaba, sino buscando un último empujón:

karlatone chez varda

 

R. dijo "Sí, pero hoy es sábado". Odié su respuesta francesa, pero recordé que Varda es francesa. Fue por eso y sólo por eso que no clavé mi dedo en el timbre, por el respeto al tiempo de descanso de Agnès Varda. Cosas que decirle sí que tengo, pero esta historia continuará...

Música para sonar el timbre de Varda☛