Hace una semana estuve en Oaxaca. Fui a una ceremonia de premiación  (y a un encuentro, donde hablé de los artistas sin obra). La premiación fue muy emotiva, en el teatro Juárez. Tocó la orquesta filarmónica de Oaxaca y además del premio, me entregaron  mi libro--que hasta entonces sólo imaginaba en una dimensión, así:

La musica en un tranvia checo

 

La portada es de mi amigo el pintor Yorchil

 

Los integrantes de la mesa lo tuvieron minutos antes que yo y así se veían explorándolo por primera vez:

DSCN3565

 

Luego dije algunas breves e improvisadas palabras:

DSCN3576

 

Cuando me bajé de ese podio, ya estaba con libro (no flor) en mano y me dije: "¿Entonces qué?":

 

DSC05147

La foto de la solapa es de mi amiga, la fotógrafa Jimena Orozco:

 

DSC05136

 

Estos libros viajarán a lugares insospechados:

DSC05228

 

fortis imaginatio generat casum