Para V.K., quien gusta tanto de los diagramas de Venn

 

 

El domingo murió una vecina en el edificio, la señora A.

Esa tarde yo, B. fui al cine con C.

Al terminar la función C. me llevó a mi casa y partió a la suya.

En la noche me enteré de la muerte de A. debido a la proliferación de policías, ambulancias y empleados de la morgue, que entraban y salían del edificio.

Le comuniqué por medio de un mensaje de texto a C. que una señora de mi edificio había muerto.

C. hablaba con D. en ese momento, así que tardó unos minutos en responder a mi mensaje y en vez de responderme a mí, B., C. le respondió a D.

D. se enojó y le dijo algo a C. algo así como: “¿Cuál vecina muerta, de qué hablas? Te equivocaste de destinatario”.

Minutos después, D. llamó a C. y le dijo que había muerto su tía. C. le preguntó que dónde vivía y D. le dio una dirección, que correspondía con la dirección de B., es decir con mi dirección.

C. me llamó, experimentaba una fuerte confusión y risa de asombro.

Cabe decir que C. y D. salieron en el pasado.

C. me dijo que D. se dirigía a mi edificio a reunirse con su familia y ver los preparativos para enterrar a su tía.

Vi a D. desde mi ventana y bajé la persiana. La historia comenzaba a volverse demasiado personal.

* Actualización del 23.06.2010: V.K. ha entrado en la jugada y gracias su magnífico dibujo y diagramas, mi texto es mucho más claro (¡me encantó!):

muerte_venn