El día de la mudanza el suelo me pareció especialmente triste debido a la inusual proliferación de hojas secas y frío matinal.

hojas_secas_dia_mudanza

día de mudanza


Tuve que mudarme para investigar si era alguien portátil o no. Si hubiera tenido que reducir al mínimo lo que mudaba, hubiera quedado así:

la_valise_jaune
tesoros literarios, tarjetas postales y timbres

caja_de_tesoros

correspondencia selecta y otros tesoros

Aunque en la vida real, no podría dejar mis libros esenciales, ropa, tés, etc. Lo primero fue desmantelar la geografía habitacional y reconfigurarla en trozos cuadrados, es decir en cajas:

caja_mudanza_1

caja_mudanza_2

caja_mudanza_3

Después, en un rato de intranquilidad, mientras esperaba a los de la mudanza, compuse un acróstico shandy, que reinó en el espacio blanco y vacío:


libreta_sobre_habitaci_n_vac_a
acróstico shandy en habitación vacía

acr_stico_shandy
zoom al acróstico shandy (ténica: grafito sobre papel escolar).

En punto de las 16:00hrs, sonó el timbre. Los de la mudanza bajaron cajas, maletas, bultos. Mi juego de té de porcelana de Bohemia llegó intacto, así como todo lo delicado. Unos profesionales de la mudanza son los que me recomendaron.

mudanza
fragmento de panorámica de mudanza

Cuando hubieron sacado todo, hasta la bici, recargué mis plantas en la entrada principal del edificio mientras les explicaba cómo llegar a la nueva casa. Esa fue la verdadera despedida.

flores_en_espera

En la nueva casa-que es en realidad departamento-, mi vista es la siguiente:

nueva_vista


Palmeras, altas palmeras anunciando lo que viene: una vida tranquila.